lunes, 29 de septiembre de 2008

Du pays de la pate fois

Que quede claro: je ne suis pas roquefort. Pero igual llevaba ya bastante tiempo intentando cazar a ciegas una buena banda de chanson française con acordeón, y así fue como recalé en Les Ogres de Barback. Cada uno se encargará de investigar la discografía de estos muchachos si está interesado, pero les recomiendo arrancar por el debut Rue du temps y de ahí en más avanzar sin miedo, que nada baja de los ocho puntos.

Para ilustrar, una versión de “Bienvenida a Tijuana” junto a su autor, Manu Chao. Y un tema de Rue du temps llamado “P’tit gars”. Paz, amor y soupe a l'onion para todo el mundo.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Antes del fin

Entraron con firmeza pero sin escándalo, marchando sigilosamente por mi departamento hasta alcanzar la habitación, donde yo dormía arrullado por la estática de un ignorado televisor blanco y negro. Sospechaba que tarde o temprano vendrían a buscarme, pero igualmente aquella madrugada de agosto del ’76, obnubilado por el sopor del sueño profundo, me invadió la sorpresa, e inmediatamente después el lógico pánico que acarrea el desconocer el propio destino inmediato. Eran cuatro, todos ellos muy bien vestidos y, a su retorcida manera, bastante amables. Uno oficiaba de cabecilla, cosa que noté cuando le ordenó a los demás que me ataran, me vendaran los ojos y me metieran en el auto. Resistirse era inútil.

“¿Dónde me llevan?”, pregunté, pero nadie contestó. No se llevaban bien con las palabras: solo soltaban groserías y risas sádicas de tanto en tanto. Se conducían con la serenidad de quien se apresta a ejercer la crueldad sin remordimiento. Yo, mientras, temblaba de frío e incertidumbre.

Cuarenta minutos después nos detuvimos. Los dos que me acompañaban en el asiento trasero me arrastraron fuera del coche. Volví a preguntar, ya al borde de la súplica, qué tenían pensado para mi. “Callate y caminá”, gruñó el mandamás, al borde de perder la paciencia. Obedecí.

Ocultos tras las vendas, mis ojos adivinaron una casa oscura. Mis oídos se sobresaltaron ante unos murmullos siniestros que quebraban el silencio casi inmaculado desde una habitación contigua. Mi olfato, agudizado por la merma de mis otros sentidos, percibió un aroma acre, mezcla de sudor, humedad y alcohol. Sin avisarme me empujaron sobre una especie de camilla acolchada y recubierta de un plástico que crujía ante cada estremecimiento de mi cuerpo. Volvieron a atarme, prácticamente desnudo, con las piernas y los brazos en cruz, y me obligaron a beber un líquido espeso, de sabor ácido, que dañó seriamente mis percepciones y me dejó, sin más, entregado a sus designios.

A lo lejos se abrió una puerta. Por un segundo los murmullos se escucharon más próximos, pero a esta altura el estruendo de mi corazón desbocado me impedía concentrarme en cualquier ruido externo. “Quedate quieto, putito”, me dijo el cabecilla, y comenzó a deslizar un cubo de hielo por mis partes más sensitivas. Me habían sujetado tan firmemente que ni siquiera podía evadir esta lenta tortura. Estaba rendido.

De repente, quien daba las órdenes dejó de martirizarme. Lo oí alejarse con pasos graves en dirección a la puerta. Dos de sus cómplices estaban cerca: percibía claramente sus voces profiriendo obscenidades ocasionales por lo bajo. Hasta que el líder, dirigiéndose al restante miembro del grupo que aguardaba sus directivas desde el otro cuarto, disparó con voz firme: “Raúl, ¿llegaron o no llegaron ya las putas, eh?”. Y Raúl contestó que sí, que hacía diez minutos que estaban esperando en el living. Y las putas, efectivamente, entraron en fila india.

El resto de mi despedida de soltero, para mantener el decoro y evitar que mi señora me estrangule, tendrán que imaginarlo.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Top 3 para hacer cochinadas

A cuento de nada, o más bien a cuento de que al fin llegó el viernes, mis tres canciones favoritas a la hora de pegarse un buen revolcón (al menos las que recuerdo hoy: si me olvidé de alguna importante la agrego en comentarios después).




"Foxy Lady" - Jimi Hendrix
Situación: llegando a casa borrachos, sin poder esperar, con la ropa puesta, contra la pared





"Venus in furs" - The Velvet Underground
Situación: con las percepciones alteradas, de madrugada, con luz mortecina




"Closer" - Nine Inch Nails
Situación: en cama revuelta, transpirados, a lo bruto, diciéndose porquerías

martes, 9 de septiembre de 2008

AM (After Metal)

Salieron o se filtraron por estos días unos cuantos discos nuevos de metal y/o hard rock. Primero fue Motorizer de Motörhead. Luego el tema nuevo de AC/DC que pueden escuchar más abajo. Acto seguido, Death magnetic de Metallica (que, dicho sea de paso, me desarmó la capocha) y, por último, All hope is gone de Slipknot. Cuestión que, gracias a esta andanada de ruido loco, hacía tres días que no bajaba un cambio (a la tercera vieja que atropellé en el subte me asumí oficialmente como pasado de rosca). Hasta que hoy me encontré de casualidad con la canadiense Basia Bulat, quien además de hacer un khlav kalash de la San Puta, sacó un disquito hermoso llamado Oh my darling. Guitarras acústicas, mucha melodía, la voz dulce al frente, arpas y cítaras y un toque étnico sutil que te obligan a disfrutar del sol aunque no quieras. Yo, ya saben, recomiendo compulsivamente, y si alguno se prende, mejor. Va una muestra: "La-da-da".

viernes, 5 de septiembre de 2008

Adam Verde

En una de esas decisiones inexplicables de Pop Art, se suma al Pepsi Music Adam Green, un demente que se hizo apenas un poquito menos que desconocido luego de que el tema que grabó con Kimya Dawson "Anyone else but you" estallara en la película Juno. Visto y considerando que lo que hace este muchacho me gusta mucho desde que lo descubrí en 2004 con su genial disco Friends of Mine, y que me gustaría que lo ignoraran y/o apedrearan lo menos posible, intentaré convertirlos a mi religión dejándoles un temita para que escuchen. Se trata de "No legs" y la letra, un auténtico pasaporte el infierno, dice más o menos así:

There's no wrong way to fuck a girl with no legs
just tell her you love her as she's crawlin' away.
there's no wrong way to fuck a bitch with no faith.
Now you'll never be sad again.

Lovin' you are the two best things in a world that's skipping town.
Reaching blind into the deepest mouth in the brownest place around.

There's something amiss in her cum stained lips.
so i get the first kiss before she takes the last bite.
Genital outlaws in a positive way, and in everything bagel too.

Getting strangeld by the junkie priest as the boys get stoned in school.
there's a knock at the door and your parents come in.
They thought you were a different girl.

So if you're alone when you're parents aren't home
and no one can see your incestuous tree.
No need to contain what the sparrows can say.
now you'll never be sad again.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Rock

Gracias Satán, gracias por esta alegría
Si tienen sangre en las venas, les imploro: volumen en 11 y play a "Rock n' roll train", primer corte de Black Ice, disco nuevo de la mejor banda de hard rock de la galaxia.
Demasiado.