miércoles, 30 de abril de 2008

Cosas que pasan si viajás en colectivo

EL 148 Más conocido como "La ambulancia verde"


La señora frente a la cual te parás esperando su asiento no descenderá sino hasta una parada antes de que vos lo hagas, aunque pongas todos tus esfuerzos mentales en desarrollar una telekinesis que no poseés para despegar su pesado ojete de la cuerina. Sin embargo, la/el candidata/o a ser el amor de tu vida, indefectiblemente, siempre se bajará demasiado pronto. Así son las cosas.

Las mujeres siempre creen que uno las está apoyando. Para demostrarlo, no dicen nada, pero miran mal por encima del hombro.

En cada colectivo, por más vacío que transite, hay una señora rolliza con el cabello quemado por una mala permanente, teñida de un rubio completamente antinatural. En verano suelen ir ataviadas con musculosas de colores chillones.

Si de casualidad el vehículo está vacío y tenés la posibilidad de elegir asiento, pasarás unos quince segundos dudando, parado inmóvil en el medio del pasillo (sopesando mentalmente factores como “luz solar”, “distancia de la puerta”, etc.) para luego terminar escogiendo uno sobre el cual alguien comió un paquete de papas fritas o uno con un gigantesco chicle pegado debajo de la ventanilla.

Cualquier mínimo incidente que suceda (robo, choque, etc.) será aprovechado por una vieja como excusa para hablarte. Indefectiblemente dirá la frase “es un desastre”, refiriéndose a cualquier cosa que haya pasado.

Sacarse el abrigo cuando uno está sentado en el asiento del fondo requiere de una flexibilidad corporal sobrehumana. De no poseerla terminaremos manoseando incómodamente a nuestros vecinos.

El celular que suena nunca es el tuyo. Hasta que te ponés los auriculares.

Si el bondi está hasta la manija, sí o sí te sentás al lado de alguien cuyo culo ocupa un asiento y medio. Es un hecho científicamente comprobado.

Cuánto más tiempo lleves esperando por un asiento, más posibilidades habrá de que, cuando se desocupe uno, tengas una señora de unos 92 años parada al lado, mirándote con su mejor cara de “nene, me está matando la artrosis”.

Si hace calor, seguro pegás un asiento atrás de todo, justo arriba del motor. Si hay dos grados bajo cero, hay un 87% de probabilidades de que te sientes atrás de la puerta del medio, esa que se abre todo el tiempo dejando entrar el chiflete.

Si es de noche y necesitás leer algo, justo el tubo de arriba tuyo está quemado. Y si no, un gordo inmenso te hace sombra.

Si lográs ubicarte en una de las cuatro primeras filas de asientos, jamás durarás sentado más de tres paradas. Quizás logres eludir a una señora mayor recostándote sobre la ventanilla y entrecerrando los ojos, pero inmediatamente después subirá una embarazada o un viejo sin piernas y te verás obligado a cederle el asiento. No lo olvides: mejor quedarse parado que sentarse en las cuatro primeras filas.

jueves, 24 de abril de 2008

Mon nouveau fétiche

Renan Luce es un francés de 27 años con sólo un disco editado: Repenti, de 2006. Chanson, folk, unos toquecitos de bossa de vez en cuando... escucharlo es lo más parecido que hay a ese café con leche con vainillas que te tomabas cuando llegabas del colegio en una tarde de invierno. Les dejo una muestra, aunque se pueden bajar el disco entero del muy recomendable JS Free. Y se aceptan opiniones, claro.

" Je suis une feuille"

viernes, 18 de abril de 2008

Locura

La locura es un acto de rebelión: es negarse a aceptar que el mundo se agota en lo real. O de insistencia: aunque todo se obstine en decir que determinados elementos no tienen vida propia, los locos no se detienen hasta dársela, aunque más no sea sólo para sus ojos. La locura no tiene que ver con el aislamiento: es más bien como esperar que llame alguien que no tiene tu teléfono y te responda preguntas que nunca le hiciste.

La locura es un selecto club que sólo admite a las personas sensibles. Por ejemplo, esos oficinistas vocacionales que uno vive cruzándose por los pasillos no pueden estar locos: en todo caso pueden perder la razón o entrar en crisis, pero al estar entrenados para ver su entorno en forma puramente utilitaria (es decir, percibir las cosas según su función y no según su naturaleza), jamás podrán sentirse abrumados por el mundo que los rodea (para bien o para mal) de la misma forma en que lo hace un demente cada día de su vida. Dice Aldous Huxley en “Las puertas de la percepción” que cada persona tiene una válvula mental que regula la cantidad de información que ingresa al cerebro. En la mayor parte de la gente, esa válvula sólo entrar la utilidad de los objetos que lo circundan. En las personas sensibles la apertura es mayor; de ahí que estén capacitadas para notar la belleza de un poema o una canción donde los demás sólo ven letras u oyen ruidos. En los locos, la cantidad de información que recibe la mente es excesiva y las percepciones se vuelven insoportables para la racionalidad y la desbordan. ¿Quieren acercarse unos centímetros a la locura? Intenten ver las cosas según sus colores, sus formas y su naturaleza, y no según la función que cumplen. Desacostumbren la vista y entiendan que es sólo un sentido más.

En el peor de los casos, la locura es dejar que alguno de nuestros miedos llegue hasta las últimas consecuencias. Todas las cosas que nos atemorizan no son más que hipótesis; si se concretan, dejar de ser temores para ser tristes realidades. En cambio, el loco sufre a cada instante, ya que sus pesadillas no son sólo malos sueños o fantasías funestas, sino tragedias reales que su mente padece pero no logra controlar.

domingo, 13 de abril de 2008

Mugre en el piso

Podría ponerme a discurrir sobre el efecto que una mañana solitaria, un viaje largo en colectivo y una tarde fría y gris en el lugar equivocado le causan a un espécimen humano que, aún luchando desde hace años, todavía no logra curarse de su adicción a la melancolía. Pero me van a entender mucho mejor si bajan las luces, se calzan los auriculares y escuchan “Dirt in the ground”, quizás el tema más deliciosamente desolador que Tom Waits haya escrito alguna vez.

No hay humor hoy. Sepan disculpar.

martes, 8 de abril de 2008

FIB



No tengo idea de cómo, pero de alguna manera voy a llegar al Benicassim de este año. Sobre todo para ver a ese muchacho que está arriba de todo y a los islandeses, y además para pudrirle el show al rompepelotas de Mika (creo que de El Guincho puedo pasar tranquilo). Me faltan como 5 mil mangos. Si lo logro, les cuento.

jueves, 3 de abril de 2008

Poptimismo

Sí, a mi también me gusta Radiohead, Sigur Ros y toda la sarasa, pero te cambio sin dudarlo cualquier épica experimental de media hora, con sonidos electrónicos, ruiditos de manatíes copulando y samples de trencitos de juguete friéndose en aceite Patito (?) por tres minutos de pop simple, alegre y eficaz . Ningún placer sesudo se comparará jamás con el rush de endorfina que provoca ese instante en el que un acorde cambia a otro, la melodía lo sigue y todo se funde en algún punto indeterminado del cuore. Si a todo eso le sumás un día fresquito pero de sol, pfff, no hay con qué darle.

Por eso, si tu jefe es un psicópata que se parece a Gilberto Manhattan Ruiz, te maltrata y te paga menos de lo que te merecés, o si el pop "te fibrila"™ y no sabés por dónde entrarle, dale descanso por una vez a Godspeed You! Black Emperor (y hasta te puse el signito donde va), bajate de queruza esta compileta pum para arriba que preparé con mis propias orejas y después me contás. Ideal para caminar bananeando por la vereda del sol, tratando de no cruzarte con Diego Torres.

Así que, from me to you, Canciones Para que las Boludeces del Psicótico de tu Jefe te Importen Tres Carajos Volúmen 1. Prestá especial atención a la letra del primer tema y... enjoy!

1. "Hey Julie" - Fountains of Wayne
2. "Baby I love you" - The Ramones
3. "Annie let's not wait" - Guillemots
4. "The concept" - Teenage Fanclub
5. "Gone for good" - The Shins
6. "Sunshine" - Matt Costa
7. "Better things" - Fountains of Wayne
8. "Love comes to everyone" - Eric Clapton
9. "Sister golden hair" - America
10. "You shook me all night long" - Grand Prix
11. "V" - Golden Smog
12. "If then" - Aberfeldy
13. "Two way monologue" - Sondre Lerche
14. "Back on the chain gang" - The Pretenders
15. "Dreaming of you" - The Coral
16. "Stop your sobbing" - Jonathan Richman
17. "Work to do" - America
18. "If you rescue me" - Gael García Bernal, Sacha Bourdo, Alain Chabat, Aurelia Petit

¿Y de dónde me lo bajo, Ringoooo? De ACA.